Efectividad de Immunocal en distintas enfermedades

Immunocal es un producto que cuenta con muchos estudios en diferentes enfermedades que se están realizando alrededor del mundo.

Es importante señalar que IMMUNOCAL es un precursor para elevar el Glutatión que es el antioxidante maestro para tener un sistema inmunológico en excelentes condiciones.

Esto permite contrarrestar cualquier enfermedad en forma rápida y eficaz.

En un estudio realizado por el Dr. Allan C. Somersall y publicado en su libro“Nature’s Goldmine” (La mina de oro de la naturaleza) sobre 15,000 pacientes utilizando Immunocal en distintos padecimientos se mostró la efectividad del uso de Immunocal.

En este estudio se evaluó la efectividad de Immunocal en mejorar el estado de salud de los pacientes durante un periodo de 4 años.

Es importante notar la variedad de problemas que fueron evaluados, y el enorme porcentaje de efectividad del producto, demostrando que Immunocal es un apoyo realmente importante en el tratamiento de estas y muchas otras enfermedades.

El porcentaje promedio de aquellos que expresan una mejoría significativa en su salud por el uso de Immunocal fue del 75%, este porcentaje es mayor en efectividad que muchas de las terapias convencionales utilizadas para el tratamiento de las mismas enfermedades.

El autor específica que la mayoría de los usuarios no alcanzaron los resultados óptimos pues utilizaron una dosis mucho menor a la recomendada o decidieron tomarlo por un periodo de tiempo más corto que el recomendado.

Hoy en día mas de 40 universidades en todo el mundo realiza investigaciones con Immunocal, incluyendo estudios financiados por el Instituto Nacional de Cáncer de E.U.

A continuación los resultados del estudio:

Immunocal Platinum la segunda generación

El suplemento ideal para atletas y personas mayores.

En los años 1990, el Dr. Wulf Dröge, reconocido inmunoquímico a nivel mundial, mejoró el Immunocal con minerales y creatina que aportan numerosos beneficios adicionales.

 

Beneficios de Immunocal Platinum

• Mantiene un sistema inmunitario fuerte*

• Apoya la fuerza muscular y al rendimiento cuando se combina con ejercicio regular*

• CMP™† agrega péptidos protectores*

• RMF promueve el bienestar de los huesos, moderando la pérdida de calcio*

 

Immunocal Platinum tiene todas las ventajas de Immunocal además de dos componentes adicionales: CMP y RMF.

CMP (Proteínas moduladoras de citoquina) Las citoquinas son pequeñas proteínas biológicamente activas que actúan como señales en el sistema inmunológico para regular la inflamación.*

RMF (Fórmula moduladora de redox). La RMF incluye una mezcla exclusiva de citratos minerales que actúan para reducir los niveles de acidez en el cuerpo y sirven para apoyar el balance natural del pH.* La inclusión de creatina en RMF, ayuda a mantener la función muscular adecuada.*

informed choice immunocal

Informed-Choice. “Informed-Choice” es un programa de garantía de calidad para productos de nutrición deportiva, proveedores para la industria de la nutrición de deportes y las instalaciones de fabricación de suplementos.

Immunocal® ha impulsado a atletas profesionales de élite y aficionados en todo el mundo, incluyendo a múltiples medallistas olímpicos.

 

 

¿Porqué Immunocal es diferente a los otros aislados de proteína de suero de leche?

Immunocal es una proteína de suero de origen natural única, reconocida mundialmente y especialmente formulada, que ha demostrado científicamente sus resultados.

probado cientificamente immunocal

Immunocal es un Aislado de Proteína de Suero

Formulado especial y exclusivamente para Immunotec, para impulsar el
bienestar*

Immunocal tiene 40 Años de investigación

40 años de investigación que involucran a respetados doctores y
científicos de instituciones mundiales de alto nivel

Immunocal exclusivo de Immunotec

Reconocimiento a nivel mundial. Immunocal ® es un exclusivo suplemento
alimenticio que no dejarás de consumir.

Immunocal 20 años de satisfacción

Una comunidad de usuarios desarrollada a lo largo de 20 años, que incluye
atletas profesionales de clase mundial y aficionados.

experiencia medica immunocal jimmy gutman

“Immunocal® con ejercicio regular, una excelente combinación para el bienestar* ”

 

IMMUNOCAL® MX SUPLEMENTO ALIMENTICIO CON CISTEINA

Hace 40 años, los doctores Gustavo Bounous y Patricia Kongshavn descubrieron en sus investigaciones la función de un aislado de proteína de suero preparado especialmente (ahora conocido como el famoso Immunocal).

GLUTATIÓN: ANTIOXIDANTE

Glutatión es una molécula antioxidante esencial. Por diversas razones que incluyen la edad, falta de ejercicio, exceso de entrenamiento, una dieta deficiente, estrés o problemas de salud, la capacidad de nuestro cuerpo para producir de forma natural este antioxidante se ve reducida.

 

IMMUNOCAL ES SEGURO:

1 Libre de grasa

2 Libre de gluten

3 Libre de azúcar

4 Libre de antibióticos

5 Libre de OGM

6 Bien tolerado por individuos intolerantes a la lactosa

 

IMMUNOCAL TIENE UN ALTO VALOR BIOLÓGICO (VB)

Esto significa que la proteína se absorbe más fácilmente y es aprovechado al máximo por las células del cuerpo.

El Rol del Glutatión en el Envejecimiento

El sistema antioxidante del GSH es la fuente poder del cuerpo para la difusión y el desecho de los radicales libres que amenazan las células, tejidos y  el daño a los órganos, por lo tanto vuelve más lento el proceso del envejecimiento. John T. Pinto del Sloan Kettering Cancer Center en Nueva York proclama al GSH como “El antioxidante maestro”. Jean Carper en su bestseller “Detengan el Envejecimiento Ahora!” enfatiza el mismo punto: “Debes elevar tus niveles de GSH si quieres mantenerte joven y vivir más tiempo”. Altos niveles de Glutatión previene la buena salud así como tu edad y larga vida. Bajos niveles de GSH predicen enfermedad temprana y muerte.

El Rol del Glutatión en el Envejecimiento

Estas opiniones son el resultado de investigación y experimentación convincente y facinante. La disminución de GSH relacionada con el envejecimiento puede verse en todos los tejidos, incluyendo en el hígado, en los riñonea, en los pulmones, en el corazón, en el bazo y en el cerebro. Estudios de laboratorio acerca del papel del GSH en el envejecimiento mostraron deficiencia de GSH en todas las creaturas con envejecimiento, desde mosquitos y moscas caseras hasta ratas y ratones.

Descubrimientos similares en humanos indican que los ancianos experimentan incremento de riesgo de enfermedad y deterioro. Las concentraciones de GSH en la sangre de personas mas jóvenes (20-40 años) son de 20 a 40% más altos que las que se encuentran entre 60 y 80 años de edad. Estudios hechos por expertos líderes en eo envejecimiento (C. A. Lang, M. Julius y otros) sugieren que niveles altos de Glutatión proporciona a las personas ancianas una ventaja física, psicológica y sociológica sobre aquellos con niveles más bajos.

Los investigadores Mara Julius y Calvin Lang midieron las concentraciones de Glutatión en una comunidad principalmente con individuos mayores a 60 años de edad, asignando esos valores a la salud, número de enfermedades y factores de riesgo a enfermedades crónicas (tabaco, alcohol, colesterol, presión sanguínea y obesidad). Los niveles más altos de GSH correspondieron a efectos menores relacionados con el envejecimiento y una mejor salud en general. Aquellos con niveles mayores al 20% experimentan cerca de un tercio de la tasa de artritis, presión arterial alta, enfermedades cardiovasculares, problemas circulatorios y otros males.

El Dr. Lang también observó los niveles de glutatión en los grupos de edades: 20-40, 40-60, 60-80 y 80-100 años. El grupo más jóven tuvo niveles aceptables pero el 14% del de 40-60 años y 53% de los del grupo de 60-80 años mostraro niveles bajos muy críticos. Interesantemente, sólo el 24% del grupo de 80-100 años tuvo bajos niveles, quiza lo cual explica en primer lugar la razón por la que alcanzaron dicha edad madura.

Los italianos G. Paolisso y M. R. Tagliamonte fueron un paso más allá, comparando adultos menores de 50 años con aquellos mayores de 50. Tanto el GSH como la función antioxidante se encontraban disminuidos en el grupo más grande de edad. Aunque, aquellos mayores de 100 años de edad tuvieron niveles más altos que los del grupo de los mayores de 50. De nuevo, esto puede explicar su inusual longevidad.

Al paso de los años, muchos investigadores también han mostrado que el lapso de vida puede ser extendido al restringir la dieta y mantener un bajo peso corporal. No ha surgido ninguna explicación satisfactoria para este fenómeno, pero algunos científicos ha demostrado que los niveles de glutatión aumentan en estos individuos que alcanzan una edad más avanzada. Sugieren que el glutatión puede ser involucrado en un mecanismo molecular que contribuye a la longevidad.

S. L. Nuttal y su equipo de investigación británico publicaron un estudio revelador en la publicación The Lancet, comparando los niveles de GSH en individuos de diferentes edades y estados de salud. Los jóvenes saludables tuvieron los niveles más altos, por encima de los ancianos saludables. Los niveles más bajos se encontraron en los pacientes ancianos enfermos. Los resultados mostraron claramete que los niveles de GSH caen según envejecemos y nos enfermamos. Mientras más severa sea la enfermedad, es más evidente la dismiución.

De vuelta al laboratorio, los científicos están intentando encontrar si los niveles elevados de GSH pueden verdaderamente extender el tiempo de vida. El experto en envejecimiento John Richie Jr. piensa que la deficiencia de glutatión puede ser una causa bioquimica del proceso de envejecimiento. En algunos de sus experimentos, se suministró MgTC – un fármaco promotor de GSH similar al OTC. Se detectó que los niveles de GSH eran de 50 a 100% mayores, y el tiempo de vida se incremetó hasta en un 40%. En otro experimento, Diane Birt de la Universidad de Nebraska suministró a hamsters de un concentrado de proteína del suero con lactalbumia – un precursor de GSH. Estos animales tambié viviero más tiempo. De manera interesante, el control de hamsters con una dieta incluyendo caseina y cisteina, o metioina no otorgó beneficios. De hecho, mucha cisteina probó ser muy perjudicial, mostrando como la bioactividad de estos aminoácidos cambia cuando forma parte de una proteína mayor, incluso que los aminoácidos libres.

El Dr. Gustavo Bounous y otros investigadores de la Universidad McGill demostraron este efecto antienvejecimiento utilizando un producto natural para elevar los niveles de glutatión. Proporcionaron una proteína aislada del suero desarrollada especialmente – posteriormente comercializada como Immunocal – a ratones y compararon sus niveles de glutatión y tiempo de vida con los de ratones con una dieta estandar. No solamente se encontró que los niveles de GSH eran más altos en el tejido, los ratones alimentados con el suero tuvieron un promedio de tiempo de vida de 27 meses (equivalente a la edad humana de 80 años)comparados con los 21 meses (equivalente a 55 años humanos) que promediaron los ratones con dieta controlada. Esto es un asombroso incremento del 30%. Más experimentos utilizando tanto cisteina y caseina (otra proteína lactea) no incrementaron la longevidad ni elevaron los niveles de GSH.

CONCLUSION

Hay pocas dudas de que el daño oxidativo celular contribuye al envejecimiento y sus muchos padecimientos. Ha sido documentado que aquellos quienes viven 100 años o más tienen niveles inusualmente altos de Glutatión, y sabemos que los oxiradicales son muy destructivos. Dado que el GSH es un poderoso antioxidante, parece razonable esperar una conección entre la longevidad y el Glutatión. Por lo menos esto mejoraría nuestras defensas inmunológicas y calidad de vida e una epoca donde mucha gente experimenta un problema de salud tras otro. Aunque no somos ratones, la extensión del tiempo de vida de estos roedores de entre un 30 y un 50% sugiere que el GSH puede reducir el desgaste del envejecimiento en la salud. Muy apart del proceso de envejecimiento, en general la buena salud es asociada con niveles altos de GSH. Y el GSH ayuda al hígado a lidiar con los efectos tóxicos de la medicación utilizada por los ancianos. También puede mejorar el valor del ejercicio, al elevar el sistema de GSH y contribuir a una mejor salud completa y bienestar. El GSH puede mejorar nuestra respuesta inmune en un  momento en el que normalmente comienza a declinar, evitar enfermedades del envejecimiento, y mejorar la función de células T – una parte crítica del sistema inmune.

Fuente: “Glutathione, Your Key to Healt”, Fourth Edition, Jimmy Gutman MD, KUDO.CA COMMUNICATIONS, Montreal Canada.

Alzheimer y Glutatión

¿Cómo y dónde cabe en este tema el GSH? Si los metales pesados están envueltos en la progresión del Alzheimer, el Glutatión puede jugar un papel crítico en su eliminación y detoxificación. Ciertos estudios han demostrado que cuando el aluminio es extraído de las células utilizando quelatos, los síntomas del Alzheimer pueden ser reducidos o retrasados. Una de nuestras principales defensas contra estas toxinas es contar con un adecuado sistema enzimático de GSH. Y así como los investigadores definen como los radicales libres contribuyen a la destrucción de las células del cerebro, el papel del GSH como el principal antioxidante celular toma relevancia.

Alzheimer y Glutatión

Mucha investigación se ha concentrado en el papel de los antioxidantes en aliviar los síntomas del Alzheimer y su progresión, especialmente la vitamina E debido a su disponibilidad y bajo costo. Pero la interacción de estos antioxidantes es compleja. Muchos dependen de adecuados niveles de Glutatión para su correcta función. Un gran número de estudios post-mortem han comparado tejido normal cerebral con tejido enfermo. Estos revelaron cambios significativos en los niveles de Glutatión y de Glutatión peroxidasa así como elevados niveles del poderoso oxidante peróxido lípido. , contra el que el GSH es la principal defensa. Células firboblastos cultivadas del tejido del cerebro afectados por el padecimiento de Alzheimer son más sensibles al daño por radicales libres que el tejido normal. El lugar donde sucede esta vulnerabilidad incrementada parece ocurrir a nivel mitocondrial. Adams y su equipo de investigadores niveles de GSH disminuidos en el área del cerebro relacionada con la memoria corta (hipocampo). Jenner y sus colaboradores encontraron una disminución similar en las áreas del cerebro involucradas en la función intelectual alta (cortex cerebral).

Aunque el padecimiento de Alzheimer es ciertamente un problema multifactorial, ciertos aspectos deben ser enfatizados. Es poco claro si el daño oxidativo es la causa o sólo un efecto del padecimiento. De cualquier manera, no hay duda de que el estrés oxidativo reducido puede retardar o disminuir el avance de la enfermedad. Además, el papel que juegan las toxinas como los metales pesados necesita ser dirigido. En cualquier caso, elevados niveles de GSH pueden ser una estrategia crítica contra ambos daños.

CASO DE ESTUDIO

A pesar del excelente cuidado en casa, Max eventualmente tuvo que ser internado por su padecimiento de Alzheimer. La artritis y el padecimiento cardiaco de su esposa de 78 años de edad no le permitieron darle el alto cuidado de mantenimiento que su esposo necesitaba. Siendo antes un vendedor sobresaliente quien gustaba de bromear, en su condición actual se encontraba inconsciente incluso de saber quien se encontraba en el cuarto. Su historial de fumar una o dos paquetes de cigarros al día lo dejaron bronquitis crónica, requiriendo terapia de inhalación frecuente. Para tratar sus gruesas secreciones, el terapeuta respiratorio comenzó utilizando una proteina de suero lacte llamada Immunocal (un promotor natural de GSH). Después de varias semanas con ese tratamiento, Max comenzó a sonreír cuando su esposa entraba a su cuarto y se complacía visiblemente con sus visitas.

 

CONCLUSION

En el padecimiento de Alzheimer ciertas proteínas parecen reaccionar con los metales pesados y otros elementos, llevando a la formación de placa. La formación de estrés oxidativo y los radicales libres definitivamente juega un papel en la causa de este daño. Cuando los metales pesados son removidos por quelatos, los síntomas de Alzheimer pueden ser reducidos o incluso eliminados.

Es poco claro aún si el daño oxidativo es la causa o sólo un efecto del Alzheimer. Aunque, los antioxidantes como la vitamina E pueden ser útiles, su función antioxidante es potencializada al mantener adecuados niveles de GSH. Disminuyendo el estrés oxidativo el avance de este padecimiento puede ser retardado o disminuido.

Fuente: “Glutathione, Your Key to Healt”, Fourth Edition, Jimmy Gutman MD, KUDO.CA COMMUNICATIONS, Montreal Canada.

Mal de Parkinson y Glutatión

Investigaciones recientes han revelado dos importantes descubrimientos: primero, análisis bioquímicos de tejidos cerebrales afectados muestran un daño consistente con el estrés oxidativo extensivo y la circulación de radicales libres que le sigue; segundo, los niveles de GSH en estos tejidos son particularmente bajos. Una característica sobresaliente del mal de Parkinson es una disminución aproximada del 40% durante las etapas temprana del padecimiento. Un grupo de investigadores de la Universidad del Sur de California dirigido por J. D. Adams Jr. fueron capaces de mostrar que en el mal de Parkinson avanzado los niveles de GSH cayeron a más del 2% del normal. Si la caída de GSH es una causa o un síntoma del daño se mantiene poco claro. Pero hay buenas noticias – los niveles elevados de GSH reducen el daño al tejido cerebral. Algunos síntomas pueden ser revertidos.

Mal de Parkinson y Glutatión

Ya que el daño causado por los radicales libres es un componente invariable  del mal de Parkinson, los investigadores han experimentado con una variedad de antioxidantes en dosis altas. Además de los más bien conocidos antioxidantes, la terapia de Glutatión también ha sido utilizada. No solamente es el GSH un antioxidante excepcional, la sustantia nigra de los pacientes de Parkinson es especialmente deficiente en GSH, por lo que su requerimiento es particularmente grande. El equipo de investigación de M. Gabby en Israel mostró que los niveles elevados de GSH reducen más eficientemente la toxicidad de dopaminérgicos que los antioxidantes vitaminas C y E. Paradójicamente, mientras que las células cerebrales necesitan dopamina para funcionar, la misma dopamina de hecho es en determinadas ocasiones tóxica para los mismos tejidos. Esto puede ser la razón por la que los fármacos que elevan los niveles de L-dopa, como el Sinemet, sólo funcionan por unos cuantos años de que el efecto disminuya y los pacientes se deterioren subsecuentemente.

El Dr. P. Jenner y su equipo de los Laboratorios de Investigación Experimental del Mal de Parkinson en Londres han examinado extensivamente el papel del GSH en la progresión de esta enfermedad. Ellos encontraron que los niveles de Glutatión caen consistentemente en el inicio del Mal de Parkinson y creen que niveles altos de GSH pueden ayudar a prevenir daño neuronal.

El equipo de investigación de D. Offen en el Centro Médico Beilinson en Israel, experimentaron en las neuronas involucradas con el metabolismo de la dopamina. Investigaron sobre la muerte celular asociada con la disminución de dopamina de Parkinson. Para disminuir esta disminución utilizaron antioxidantes, y encontraron que los antioxidantes del GSH de thiol (que contiene azufre) funcionaron bien. En el lenguaje cauteloso de la ciencia médica, los describieron como “marcadamente protectores” de las células cerebrales. Esto corroboró los descubrimientos del trabajo de M. Gabby (arriba), apoyando aún más la teoría de que el GSH puede prevenir y retrasar la muestre celular inducida por la dopamina.

G. Sechi y su equipo de investigación en Italia estudió un grupo de pacientes no tratados de Parkinson en las etapas tempranas del padecimiento quienes recibieron una terapia intravenosa de GSH dos veces por semana durante un mes. Todos los pacientes mejoraron significativamente con más del 40% de reducción en su discapacidad. El mejoramiento desapareció de dos a cuatro meses después del último tratamiento de GSH.

Otros autores han puesto su atención al papel de los fármacos de mejora del GSH en el tratamiento de este padecimiento. Existe mucha evidencia que apoya la utilidad de los niveles altos de Glutatión. Hoy en día, de cualquier manera, hay formas de elevar los niveles de Glutatión sin la necesidad de utilizar fármacos. De hecho la manera más natural, confiable y segura de lograrlo es consumiendo una proteína de suero no desnaturalizada, llamada IMMUNCOCAL.

CASO DE ESTUDIO

El Glutatión es parte del sistema de defensa de nuestro cuerpo y nos protege contra el inicio de muchos procesos de enfermedad. También puede ayudar a revertir ciertas condiciones o síntomas, ya sea temporal o permanentemente. La siguiente historia ilustra la aparente ayuda que proporciona la suplementación de GSH en un caso en particular.

Wally, un fanático del beisbol de 74 años de edad, fue diagnosticado con el Mal de Parkinson en Mayo de 1997. El padecimiento avanzó rápidamente y sus doctores lo pusieron bajo tratamiento de Sinemet (carbidopa/levodopa). En noviembre comenzó a experimentar severas jaquecas – presumiblemente por la medicación – y la tuvo que suspender. Hasta este punto él había sido un hombre muy activo, pero ahora se había deteriorado hasta el punto en el que no podía levantarse de la cama e incluso levantarse  de una silla sin ayuda. El dice que el movimiento se sentía como “caminar en cemento”. El constantemente se encontraba fatigado y pronto requirió de una silla de ruedas para poder salir de casa. Los médicos utilizaron oros medicamentos incluyendo Eldepril (selegilina hidroclorado) y Requip (ropirinol hidroclorado). Estos ayudaron ligeramente. En Marzo de 1998 comenzó a tomar IMMUNOCAL, una proteína natural que eleva los niveles de Glutatión. Después de 5 días sus jaquecas desaparecieron. A las dos semanas su fatiga había disminuido. Dos meses después Wally estaba caminando bien de nuevo y eventualmente fue capaz de visitar nuevamente el estadio de beisbol de Los Ángeles, el Edison Field, y caminó alrededor de la manazana. No hubo ninguna otra intervención terapéutica y siete meses después su estilo de vida activa continuó.

Carol de 62 años de edad mantuvo una práctica profesional en leyes hasta 1990. Después de su diagnósticos de Mal de Parkinson en 1986, ella fue capaz de seguir por un tiempo con su carrera de abogado, pero eventualmente tuvo que renunciar. El estrés estaba agravando sus síntomas y sus síntomas fueron incrementando sus niveles de estrés. Ella estuvo bajo varios tratamientos diferentes de medicamentos pero su salud continuó deteriorándose hasta que eventualmente  necesitó ayuda en casa para realizar sus tareas diarias. Ello dejó de conducir su automóvil y de ralizar sus caminatas diarias, lo cual amaba. Entonces, al paso de unos días de tomar una proteína bioactiva aislada del suero llamada IMMUNOCAL,  su fuerza regresó. Semanas después estaba una vez más explorando su vecindario y nueve meses después estaba manejando nuevamente.

CONCLUSIÓN

El mal de Parkinson se caracteriza por la perdida de las células del cerebro que regulan la dopamina. Evidencia significativa apunta a que el rol del estrés oxidativo y los niveles dramaticamente bajos de GSH son causas que contribuyen a este daño. Estudios han demostrado que proteger estas células del daño y muerte elevando los niveles de GSH puede lograrse en el laboratorio y en pacientes y es un auxiliar bien recibido en los tratamientos médicos convencionales.

Fuente: “Glutathione, Your Key to Healt”, Fourth Edition, Jimmy Gutman MD, KUDO.CA COMMUNICATIONS, Montreal Canada.