Convulsiones y Glutatión

Las convulsiones son un conjunto de desordenes neurologicos tipificados por contracciones musculares, perdida completa o parcial de la conciencia y tics nerviosos. Los sintomas especificos dependen de la localizacion especifica de la actividad electrica caotica en el cerebro.

Estas contracciones pueden ir desde una momentanea “Perdida del contacto” que pareciera como un ensoñamiento despierto hasta contracciones muy violentas e incontrolables en el cuerpo entero.

 El Tratamiento para Convulsiones

Se requiere medicacion de orales como: Fenitoina, Fenobarbital,  Carbamazina y Acido Valproico en las convulsiones recurrentes. Y aunque los efectos secundarios de los medicamentos son muy severos, los pacientes deben tomarlos indefinidamente ya que desafortunadamente no existe una cura para la enfermedad.

Se utilizan suplementos nutricionales opcionales en estos casos. El magnesio ayuda especialmente en convulsiones relacionadas con la alta presion arterial. La vitamina B, particularmente la B6 (Piridoxina) es efectiva contra ciertas convulsiones. El selenio se utiliza en pacientes epilepticos ya que la deficiencia de este mineral intensifica la frecuencia y severidad de las convulsiones.

El daño que ocasionan los radicales libres en las convulsiones

Las convulsiones se catalogan y definen por una actividad bioelectrica desproporcionada en cierta area afectada del cerebro generando enormes cantidades de radicales libres. Estas contracciones pueden provocar la perdida de conciencia y frectuentemente son acompañadas de anormalidades en la respiracion y el subsecuente estres oxidativo.

Cuando esto sucede con frecuencia o de forma prolongada, es muy probable que el estres oxidativo dañe las celulas cerebrales. Una gran cantidad de estudios demuestran que la peroxidacion de lipidos (un resultado de la formacion de radicales libres) conlleva al daño neuronal o destruccion de celulas neurologicas. Y es mas dificil es el tratamiento mientras mas alto sea el nivel de estres oxidativo en estos tejidos. En la Universidad de Calgary, investigadores canadienses mostraron que este continuo daño por radicales libres puede resultar en ciertos tipos de tumores.

Convulsiones y Glutatión

En varias investigaciones prestigiadas se ha demostrado que los niveles de glutation bajan considerablemente en la presencia de convulsiones. Los niveles de glutation en pacientes con convulsiones son considerablemente menores a los niveles normales, y esta deficiencia en glutation se aprecia aun mas es las zonas del cerebro afectadas. Lo que aun no se aclara es si esta deficiencia de glutation es lo que causa las convulsiones, o es el resultado de estas.

Cientificos suizos estudiaron 3 grupos de pacientes: con epilepsia, con epilepsia controlada y sin epilepsia. En este estudio determinaron que las convulsiones son provocadas por niveles bajos de glutation mas que en sentido contrario.

Otras investigaciones apoyan esta teoria mostrando como las convulsiones son mas frecuentes o severas cuando se disminuyen los niveles de glutation. Resumiendo, los niveles de glutation bajan y las convulsiones empeoran.

Y como si esto no fuera suficiente, no solo los niveles de glutation son afectados por las convulsiones, tambien los medicamentos para tratar las convulsiones afectan los niveles de glutation y de forma mas agresiva.

Un equipo de cientificos japoneses demostraron que los medicamentos anticonvulsivos disminuyen los niveles de glutation y dejan a las celulas desprotegidas del daño producido por el estres oxidativo.

Como el glutation protege de las convulsiones

El glutation afecta directamente la actividad de las celulas cerebrales, por esta razon se le llama neuromodulador. Investigadores japoneses protegieron a animales de convulsiones inducidas por medicamentos inyectando glutation directamente al fluido cerebral y la medula espinal. En el Hospital de Toronto, Cientificos canadienses demostraron que combinando la vitamina E con el glutation se reducia el numero de celulas cerebrales dañadas despues de una convulsion severa. Investigadores en Texas, fueron capaces de proteger a animales de convulsiones al inyectarles glutation y en la Universidad de Milan, investigadores italianos lograron prevenir exitosamente las convulsiones provocadas por un medicamento llamado Izoniacid, administrando glutation.

Fuente: “Glutathione – Your Key to Health” Cuarta edición 2008.

La Anemia y el Glutatión

La anemia es una enfermedad que se puede encontrar en múltiples problemas de salud padecimientos. La anemia (del griego, ‘sin sangre’), es una enfermedad de la sangre que se caracteriza por una disminución anormal en el número de glóbulos rojos o en su contenido de hemoglobina. Los glóbulos rojos son los encargados de transportar el oxígeno al resto del organismo y recogen bióxido de carbono de cada una de las demás células que conforman nuestro cuerpo, por esto los pacientes anémicos presentan un cuadro clínico causado por el déficit de oxígeno en los tejidos periféricos.

La anemia puede deberse a:

1) defecto en la formación de glóbulos rojos, ocasionado por déficit de nutrientes u hormonas.
2) excesiva destrucción de glóbulos rojos, habitualmente por determinadas enfermedades hereditarias.
3) sangrado excesivo debido a cualquier tipo de trauma.

Causas de la anemia

Aunque muchas partes del cuerpo ayudan a producir glóbulos rojos, la mayor parte del trabajo se hace en la médula ósea, el tejido blando en el centro de los huesos que ayuda a la formación de las células sanguíneas.

Los glóbulos rojos sanos duran entre 90 y 120 días. Partes del cuerpo eliminan luego las células sanguíneas viejas. Una hormona llamada eritropoyetina producida en los riñones le da la señal a la médula ósea para producir más glóbulos rojos.

La hemoglobina es la proteína que transporta el oxígeno dentro de los glóbulos rojos y les da su color rojo. Las personas con anemia no tienen suficiente hemoglobina.

Las posibles causas de anemia abarcan:

• Ciertos medicamentos.
• Enfermedades crónicas como cáncer, colitis ulcerativa o artritis reumatoidea.
• Genéticas. Algunas formas de anemia, como la talasemia, pueden ser hereditarias.
• Insuficiencia renal.
• Pérdida de sangre (por ejemplo, por períodos menstruales abundantes o úlceras estomacales).
• Dieta deficiente.
• Embarazo.
• Problemas con la médula ósea, como el linfoma, la leucemia o el mieloma múltiple.
• Problemas con el sistema inmunitario que causa destrucción de células sanguíneas (anemia hemolítica).
• Cirugía del estómago o los intestinos que reduce la absorción del hierro, la vitamina B12 o el ácido fólico.
• Muy poca hormona tiroidea (tiroides hipoactiva o hipotiroidismo).
• Deficiencia de testosterona.

La Anemia y el Glutatión

El estrés oxidativo daña los glóbulos rojos (eritrocitos) causando niveles bajos de hemoglobina (anemia).  Este daño normalmente es mantenido al mínimo por el Glutatión – el principal antioxidante en esta batalla. El Glutatión actúa en la superficie de la pared de los glóbulos rojos para preservar su integridad. Existen formas dietéticas muy seguras para elevar los niveles de Glutatión, como la Proteína de Suero Lácteo llamada IMMUNOCAL.

Un estudio importante fue conducido por el equipo de C. Costagliola en Italia. En este estudio doble ciego a algunos pacientes se les suministró Glutatión mientras que otros recibieron un placebo. Para examinar la anemia, los doctores midieron los niveles de glóbulos rojos, hemoglobina y hematrocitos. Aquellos que recibieron el Glutatión mantuvieron niveles más altos que los que recibieron el placebo. Sus niveles de estrés oxidativo también cayeron. Estudios italianos similares pero separados dirigidos por M. Usberti también resultaron en más bajos niveles de anemia. Estos descubrimientos  demuestran que niveles elevados de Glutatión ayudan a manejar los problemas de anemia.

Diabetes y el Glutatión en el Embarazo

Algunas mujeres entran al embarazo con un largo historial de diabetes mientras que otras solamente sufren de hipertensión cuando están embarazadas. A esto se le conoce como “diabetes gestacional” y sucede entre el 1 y el 3% de los embarazos. De los cuales sólo algunos desarrollan diabetes auténtica más tarde en sus vidas.

La principal causa de muerte entre los partos de embarazos diabéticos se debe a una anormalidad del bebe en el útero (malformación congénita). Las causas pueden encontrarse en el control inadecuado de la diabetes en la madre durante el embarazo. Las madres diabéticas corren el riesgo de tener bebés más grandes y partos más difíciles. Como resultado, los partos usualmente son inducidos si estos no han ocurrido para la semana 42 del embarazo. Aparte de los defectos en el desarrollo estos bebes tienen un mayor riesgo de desarrollar ictericia, dificultades respiratorias, anormalidades de glucosa, bajos niveles de calcio y otros problemas metabólicos.

Diabetes y el Glutatión en el Embarazo

Los pacientes diabéticos están sujetos a mayores niveles de producción de radicales libres y peroxidación lipídica. En un ambiente de diabetes, los embriones desarrollan una mayor incidencia de malformaciones y problemas del desarrollo. A este fenómeno se le conoce como “embriotoxicidad”. El mecanismo exacto de la embriotoxicidad en diabetes aún está en proceso de elaboración, pero es muy claro que el daño oxidativo celular juega un papel importante. Los bajos niveles de Glutatión en estos embriones ponen al feto en riesgo de los estragos delos radicales libres.

Un estudio realizado en Japón confirmó que la restauración del estado del Glutatión en cultivos de embriones normalizó el retardo del crecimiento y las malformaciones del embrión presentadas en las madres sin tratamiento. Un grupo sueco tuvo resultados positivos similares tratando a los embriones con NAC (N-acetilcisteina), un potente fármaco precursor del GSH.

Fuente: “Glutathione, Your Key to Healt”, Fourth Edition, Jimmy Gutman MD, KUDO.CA COMMUNICATIONS, Montreal Canada.